Logo_INC    Banner INC
HomeCómo llegarMapaWebMail Omitir vínculos de navegación

En invierno es imprescindible protegerse de la radiación solar Volver






Se pronostica que 1 de cada 10 personas tendrá durante su vida algún tipo de cáncer de piel en nuestro país. Es por eso que adoptando ciertos hábitos preventivos se puede evitar en gran medida contrarrestar los efectos nocivos del sol.

En nuestro país, según el especialista en cabeza y cuello del Instituto Nacional del Cáncer, Dr. Marcelo Veloso, en los últimos 5 años la tasa de cáncer a la piel en Chile ha aumentado de 20 a 25 casos por cada 100 mil habitantes, ubicándose en el tercer lugar del cáncer más común. De ahí la importancia de redoblar los esfuerzos en prevención y educar a la población sobre el daño acumulativo que generan los rayos del sol, incluido el invierno, “donde creemos que porque hace frio el sol no daña”, dice el médico cirujano.

En esta temporada, también, nuestra piel siente las bajas temperaturas, la humedad y sobre todo la radiación solar sigue presente. Todos estos factores van a influir muy negativamente sobre ella. Entonces, es fundamental prevenir y cuidarnos no sólo frente al frío o al aire sino, también, frente a los contrastes de humedad y temperatura ambiental.

En este contexto y con el objetivo de abordar en profundidad y actualizar los avances ocurridos en los últimos años se realizó el 14 de mayo, en el Salón Torres del Paine del Hotel Marriot, el Simposio “Avances en Melanoma”, donde se reunieron destacados especialistas involucrados en el tratamiento de esta patología.

Entre los temas a que se expusieron destacaron: “Epidemiología del melanoma”, Dr. Juan Arraztoa; “Biología del melanoma, rol de la mutaciones genéticas”, Dr. Felipe Carvajal; “Sospecha diagnóstica ¿cuándo derivar?”, Dr. Faustino Alonso; “¿Cuándo y cómo biopsiar?”, Dr. Luis Pizarro; “Anatomía Patológica del melanoma”, Dra. Claudia Bustamante; “Etapificación y seguimiento. Rol del PETCT y marcación del linfonodo centinela”, Dra. Daniela Gutiérrez; “Cirugía del Melanoma – caso clínico 1” y “Creación de diagnóstico precoz, derivación y resolución en Servicio de Salud Metropolitano Norte”, Dr. Marcelo Veloso; “Melanoma de mucosas”, Dr. Luis Zanolli; “Reparación del defecto post quirúrgico”, Dr. Fabio Valdés; “Rol de la Radioterapia en Melanoma. Indicaciones, de adyuvancia y rol de la RT paliativa”, Dr. Apolo Salgado; y “Rol de la quimioterapia en melanoma” y “Manejo de Melanoma metastásico. Inmunoterapia y Terapias Target”, Dr. Christopher Tabilo.



Medidas de acción

En este contexto, el Dr. Veloso hace un llamado a la población para prevenir problemáticas que están asociadas a al cáncer de piel, a través de una serie de medidas básicas de autocuidado:

1) No exponerse: Evitar exponerse al sol entre las 12.00 y las 16.00 horas sin protección. Entre más daño le haga el sol a su piel, mayor es la probabilidad de tener este cáncer y el efecto es acumulativo en toda época.

2) Ropa: Entre las medidas de autoprotección la más básica es usar la ropa adecuada y tratar de cubrir zonas como brazos o cuello, aunque no todas las telas ayudan igual. Las mejores son los algodones de tramado grueso, las que no dejan ver o pasar la luz o aquellas especiales para bloquear los rayos ultravioletas y que comúnmente utilizan los deportistas. 


3) Colores: El color de la ropa también puede marcar una gran diferencia. Los oscuros -que tradicionalmente uno descarta en los días de mayor sol precisamente porque dan más calor- son los que más protegen No sólo el color negro, también los azules o cafés por sobre los tonos claros o los blancos. Sin embargo, si la ropa se moja pierde su capacidad protectora.

4) Uso del sombrero: Al concentrarse la exposición al sol en el área superior del cuerpo, ahí es donde se presentan con mayor frecuencia los cánceres: cara, orejas, cuello, hombros o escote (en las mujeres). Especialmente sensibles son quienes tienen expuesto el cuero cabelludo. Ejemplo, los calvos tienen mayor incidencia de cáncer de piel porque siempre tienen la piel expuesta. Para ellos el sombrero no es opcional: Siempre deberían usarlo. 


5) Uso de filtro o protección UVA y UVB: Escoger filtro y anteojos de sol de amplio espectro, es decir, que protejan contra la radiación UVA y UVB ya que ambas provocan daño acumulativo. La primera, se vincula más al cáncer, pero la segunda está directamente ligada al envejecimiento prematuro de la piel y al daño superficial. 




6) Grado de filtro solar: Los "bloqueadores" en la práctica ya no existen, porque nada es 100% efectivo. Todos los tópicos (cremas, bronceadores, aceites o spray) tienen cierto grado de filtro. La recomendación es usar 30 FPS, en el caso de una persona adulta, ya que le da una protección a la piel de 97%. En 2009 el Instituto de Salud Pública modificó la normativa nacional y estableció que los filtros sobre 50 FPS, indicado especialmente para proteger a los niños, serían caratulados "50+", porque de ese nivel hacia arriba la diferencia en protección es marginal.

7) Cantidad de filtro: La idea es que el producto cubra los suficientemente bien todas las partes que están expuestas. Si una persona utiliza muy poca cantidad, es como si se estuviera aplicando un filtro factor 5, es decir con una nula protección. El filtro se aplica 30 minutos antes de exponerse al sol y se repite la acción cada dos horas. Otra importante recomendación, es no utilizar un producto que haya quedado del año anterior, porque al estar sometidos a altas temperaturas, pierden efectividad incluso estando cerrados.

8) Anteojos: Deben filtrar tanto rayos UVA como UVB. La sobreexposición al sol puede causar daños tanto en la cámara anterior y posterior del ojo, como en la retina.

9) Bronceado: El veredicto de los expertos es claro: El bronceado es siempre un daño a la piel. La exposición para broncearse no es buena, sobre todo en las personas de pieles más claras. Tampoco lo es el uso de solarium, que en el fondo es someterse a más radiación UV de manera artificial. Hay que evitarlos.

10) Maquillaje: Aunque en el mercado existen maquillajes que contienen filtro solar, la recomendación a las mujeres es siempre combinarlos con un filtro de 30 FPS o más. Tras maquillarse como hacen habitualmente, deben aplicarse al finalizar una capa de filtro protector en el rostro.

11) Medicamentos: Hay remedios que aumentan la sensibilidad de la piel cuando se exponen al sol. Por ejemplo, los más comunes son los diuréticos, los antidiabéticos y algunos antibióticos derivados de la tetraciclina, en este último caso, es porque dicho componente produce una molécula que reacciona con el sol, aumentando el daño de la luz ultravioleta en las células de la piel.



Viernes 22 de Mayo de 2015




Bárbara López Maturana
Encargada de Comunicaciones
INC


Enlaces

Servicio de Salud Metropolitano NorteGobierno TransparenteSolicitud de Información - Ley de TransparenciaLicitacionesInformaciones, Reclamos y SugerenciasComisión Defensora CiudadanaElige Vivir Sano

Síganos

TwitterYouTubeFacebook

Sistemas

RHCSISPANDARegistro HospitalarioQUATROWebMailSistema de Acreditación de Prestadores

Logo INC INSTITUTO NACIONAL DEL CÁNCER
Avda. Profesor Zañartu 1010, Independencia, Santiago, Chile
Teléfono: (56) 2 257 57 100 / Anexo Minsal: 257 100
Correo Electrónico: info@incancer.cl
Logo INC